Prólogo del Director

Quiero mantener el escrito “el sentido de un Instituto Universitario” de nuestro anterior Director, el profesor Antonio Valero, que creó y durante 12 años ha dirigido nuestro Instituto. Su relevancia científica, reconocida a nivel internacional con sus numerosos premios y distinciones, haría pretenciosa cualquier observación, y por ello queda aquí tal cual se hizo en su momento, contando con esa profundidad y a su vez, carga de profundidad con la que de forma habitual Antonio nos ha enseñado a todos. Gracias de nuevo Antonio por tu labor, que sin duda ya tiene una continuidad asegurada con el equipo que has creado. 

    Estamos a finales de 2021, tras un período ciertamente convulso, donde la emergencia sanitaria invirtió el orden de prioridades con respecto a la emergencia climática, aunque incluso contribuyó a reducir parcialmente las emisiones. Sin embargo, la recuperación económica está teniendo unas consecuencias también impredecibles con una inflación acelerada, escasez de materias primas y recursos energéticos, infracapacidad logística, pero sobre todo más desigualdad social. Y no parece que la “nueva normalidad” mantenga el ritmo de vida más pausado y menos depredador que nos forzó la pandemia. Cualquier acción coercitiva propuesta por los Estados es cada vez más airadamente contestada, aunque sea de índole sanitario, que se supone es incontestable. El “no hay un mañana” se ha instalado en nuestro imaginario colectivo, junto con la ansiedad ante un futuro tan incierto. La última cumbre del clima no ha conseguido aprobar acuerdos vinculantes que hagan a los países cumplir unos recortes claros con respecto al incremento de 1.5 °C de la temperatura media para finales de este siglo. El objetivo es loable, pero no todos quieren cargar con sus costes asociados.

    Afortunadamente, en el IUIM Circe llevamos trabajando en la descarbonización desde sus inicios, cuando nadie conocía dicha palabra. La implantación masiva de EERR en nuestro territorio, su integración adecuada en las redes de alta y baja capacidad de transporte, la movilidad eléctrica, la mejora de la calidad de la red, el almacenamiento masivo con otros recursos como el agua embalsada o el hidrógeno, la gestión sostenible del territorio con recursos locales o el impacto socioeconómico de las EERR han sido desde siempre nuestra razón de ser. Pero también lo ha sido un análisis riguroso de los impactos que generan estas tecnologías sobre los ecosistemas donde se asientan y el uso intensivo de ciertos materiales críticos que sin duda van a limitar la expansión masiva necesaria para la descarbonización total.

    Desde el punto de vista de la demanda, la eficiencia energética en los sectores industrial y doméstico también se ha buscado intensamente con técnicas convencionales (auditorías). Pero han sido los nuevos desarrollos metodológicos (la Termoeconomía) aplicados a sectores intensivos (generación, industria, agricultura, agua, minería) los que le han dado el reconocimiento científico mundial. La integración de procesos, ecología industrial y economía circular también forman parte desde ya hace tiempo nuestros planteamientos de base. Y por supuesto, la formación integral de postgraduados en el ámbito de las EERR, la eco-eficiencia, la gestión energética, la eficiencia energética en la industria o la edificación ha sido nuestra forma de expandir nuestro saber y contribuir en lo posible a cambiar la forma de pensar y actuar de nuestros egresados.

    Ante las oportunidades que nos brinda la necesaria transición energética, tenemos experiencia y capacidades para llevar adelante un proyecto global ilusionante para Aragón, excedentario en EERR pero a su vez miembro distinguido de nuestra España vaciada, a pesar de estar geoestratégicamente situado. No obstante, en este ámbito de la energía y la sostenibilidad, y aunque somos el único IUI dedicado íntegramente a ello, necesitamos la colaboración e integración en el instituto de investigadores en IoT, TICs, nuevos materiales y procesos, socieconomía, medioambiente… que permitan al IUIM ser el referente en nuestra región para dicha transición.

En Zaragoza, diciembre de 2021

F. Javier Uche Marcuello